Día de la mujer trabajadora, 8 de marzo

Hoy, 8 de marzo, es el día de la mujer trabajadora y yo me meto en el bote. Por celebrar que no falte, que días tristes ya hay muchos.


No pensaba decir nada al respecto, pero andaba yo leyendo mis revistitas en el sofá, muy dominguera, cuando en la Elle vi que hablaban sobre el Manifiesto Elle. Se trata de 6 «peticiones» para que se respete la imagen de las mujeres trabajadoras y se nos juzgue por nuestro trabajo.


Ya había leído algo durante esta semana en algún blog sobre esta iniciativa y de entrada no me llamó la atención, me pareció algo muy típico, quizá innecesario a estas alturas del juego. Pero han ido pasando los días y la idea me ha echo pensar y fijarme en muchas situaciones del día a día laboral y personal en las que se hace evidente que si que existe este problema y que es algo totalmente injusto y estúpido. Ministras de las que sólo se comenta su modelito es quizá el caso más famoso, pero en nuestro día a día segura que todas hemos sufrido o visto sufrir alguno de otro tipo.


Así que hoy, tras leer la revista y pensar un ratito, he decidido unirme al Manifiesto Elle y darles un poco más de difusión (la poquísima que van a recibir desde este blog, pero algo es algo). Por cierto, aprovecho para comentar que Elle es una de las pocas revistas que parece darse cuenta del filón que tienen en Internet y oferta una amplia sección de blogs desde su sitio web. No sólo cualquiera puede hacerse su blog y sentirse Carrie Bradshaw, sino que han fichado a una bloguera «de pro», DevilwearsZara. Eso sí, yo les daría un miniconsejo respecto a la campaña del Manifiesto Elle: ya que tienen perfil en Facebook y para el lanzamiento crearon un evento, deberían crear un Grupo, seguro que reciben mucho apoyo en esa red social.


Puedes acceder a su sitio web y unirte al Manifiesto Elle.



manifiesto-elle