De espaldas a Internet

Muchos vivimos totalmente sumidos en Internet, sus aplicaciones, sus páginas, blogs, comentarios, personajes y un infinito etcétera. Vivimos tan metidos en este mar de información, que no somos capaces de ver las cosas (las marcas, la comunicación, las relaciones) desde una perspectiva únicamente offline.

Foto: George Eastman House (Flickr)

Foto: George Eastman House (Flickr)

A mi, cuando me hablan de una marca, directamente voy a pensar qué podrían hacer en Internet, a plantearme en qué redes estarán metidos y haciendo qué, a pensar en si están cuidando su reputación online y en a qué blogs y otros medios online les podría interesar tener más información sobre la marca (el producto, el servicio) en cuestión.

Pero, a veces se me olvida, muchos profesionales del mundo de la comunicación y la publicidad viven totalmente de espaldas a Internet. Muchos son felices así y se aseguran a sí mismos que ese nuevo canal está sobrevalorado. Para estos profesionales (buenísimos y con años de experiencia, eso sí, pero con poca visión de futuro) van mis pensamientos últimamente. Intento dormir la siesta y lo que hago es maquinar argumentos para demostrarles el mercado que se están perdiendo.

A ver si consigo sentarme y «soltar» todos estos argumentos pronto, porque si no mi insomnio se volverá muy problemático.